Todos somos diseñadores pero debemos ser artistas

Vivimos en un mundo lleno de complicaciones. En otras palabras un mundo lleno de la posibilidad de mejorar. Aunque mucho de mi tiempo está dedicado a escribir código me considero principalmente un diseñador. Diseño objetos digitales que hacen fácil lo difícil, que hacen que las personas se sientan inteligentes porque no tienen que aprender nada para recibir los beneficios de mi creación. Hago productos que se pueden empezar a explorar y descubrir sin tener que pensar.

Muchos desarrolladores que conozco repiten todo el tiempo que no son buenos diseñadores, hasta que llega el momento que se lo creen. Es cierto que no todos tienen un sentido estético desarrollado, pero estoy convencido que todos tenemos la capacidad de crear buenas experiencias para nuestros usuarios. Lo primero que hay que hacer es dejar de decir que no puedo o que no se diseñar. Si no sabes diseñar no eres un buen developer. Si no sabes diseñar no quiero usar tus productos. El diseño no es una cara bonita solamente. El diseño es como funciona, porque funciona así, porque escogimos una tecnología versus otra. Si dices que no sabes diseñar no sirves, no eres bueno y nunca lo serás hasta que pares de repetir eso.

Ahora, lo primero que debes hacer es entender que como diseñador todo tu trabajo es en favor del usuario, no de la tecnología. Si algo es lento porque la base de datos no reacciona suficientemente rápido, pues tienes un problema de diseño, lo hiciste mal. Si tu usuario necesita escoger entre varias opciones para poder empezar a usar tu producto tambien lo hiciste mal.