Uno de los primeros apps que bajé cuando me compré mi iPhone 3 fue un terminal para conectarme por SSH a mis servidores. Demás está decir que en esos días la experiencia no era la mejor pero era posible.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces. Ahora los apps son mucho mejores y hacen fácil la mayoría de las cosas que necesito hacer como login con keys y "agent forwarding". Por los últimos años he estado usando Coda de los genios de Panic. Este app está super bien hecho y funciona bien casi todo el tiempo. Cuando no funciona bien, casi siempre es por problemas del protocolo y no necesariamente problemas con el app.

Mosh es un protocolo similar a SSH que viene a resolver los problemas en ambientes con conexiones lentas e intermitentes.

Este video describe como funciona Mosh en detalle

Cuando uso Mosh no importa que tan lenta sea la conexión tengo feedback instantáneo, lo que hace la experiencia mucho más placentera. Cuando usaba SSH desde una conexión problemática muchas veces perdía la sesión o escribía algún comando y tenía que espera varios segundos para ver lo que escribí en la pantalla. Con Mosh esto no pasa.

Llevo unos cuantos meses probando Mosh y hasta ahora estoy complacido. Fue fácil de instalar en el servidor y encontré Blink, un app para iOS que tiene buen support.

Blink corriendo en un iPad Pro

Blink fue una tremenda sorpresa, es posiblemente uno de los mejores terminales que usado en iOS. Es excelente opción para usar desde un iPad con keyboard. En los settings puedes configurar el "caps lock" y algunas otras teclas que no se usan mucho para que funcionen como "esc". Esto es crucial para usuarios de VIM.

Algo interesante de Blink es que no tiene interface gráfica con la excepción de las pantallas de settings que para ver debes entrar el comando "config".

Cuando compras Blink en el App Store pagas $19.99 y ayudas a sus developers a invertir tiempo en el desarrollo. Si no puedes pagar por el app o quieres probarlo antes de pagar, tienes la alternativa de bajar el source y compilar. Blink es un proyecto open source.

Si te conectas a un shell desde tu móvil prueba Mosh.